TCP/IP

La arquitectura de comunicaciones de Internet se divide en 5 niveles o capas.

Internet y Transporte. El objetivo de estos dos niveles es el siguiente: interconectar las distintas redes en una gran red de redes. Las distintas tecnologías utilizadas a nivel de enlace hacen que la interconexión de estas redes no sea un problema sencillo de resolver. Distintas tecnologías implican distintos formatos de paquetes, distintos protocolos, distintos servicios, distintos formatos de direccionamiento… Por ello, no basta con poner dispositivos (del estilo de concentradores, conmutadores o puentes) entre las distintas redes a interconectar. Una solución satisfactoria pasa por añadir un nuevo nivel.

En realidad, en él caso particular de Internet y su arquitectura TCP/IP, la solución pasa por añadir dos niveles. El nivel más bajo de los dos, el nivel Internet, es realmente el encargado de interconectar las redes. El nivel de transporte se encarga de controlar la comunicación a través de Internet y realizar las acciones necesarias para solucionar posibles errores, pérdidas de información, congestiones… Esta división del trabajo tiene varias ventajas:

 

  • Facilita la resolución del problema dividiéndolo en dos subproblemas más fáciles de resolver.
  • Posibilita que aquella aplicación que lo prefiera pueda utilizar el nivel IP directamente sin ningún control de errores. Obviamente se pierde fiabilidad, pero se reducen los tiempos de espera.
  • El nivel de transporte se implementa sólo en los extremos de la comunicación de forma que los nodos intermedios (el verdadero cuello de botella en Internet) se ven liberados de este trabajo.

Los dispositivos que se utilizan para enlazar las distintas redes tienen como labor fundamental la de encaminar o dirigir los paquetes a través de las distintas redes que componen Internet, de forma que un paquete pueda llegar a su destino por un camino óptimo (o casi). El significado de óptimo en este ámbito puede variar dependiendo del contexto. Hablaremos de ello más adelante, en el tema “Protocolos de encaminamiento”. A estos dispositivos, o nodos intermedios, los llamamos encaminadores aunque en muchos casos utilizamos su nombre inglés: router.

Tal como hemos mencionado antes, los encaminadores sólo ejecutan los 3 niveles inferiores de la arquitectura y sólo los extremos de la comunicación ejecutan las 5. Este hecho se representa gráficamente en la siguiente figura:

 

Anuncios

Acerca de mitch

Quiero compartir mis experiencias y mis humildes conocimientos
Esta entrada fue publicada en TCP/IP. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s